Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

NO ESTÁ ENFERMA, PERO ESTÁ MURIENDO.

Imagen
La espera se torna tortura, los minutos siguen pasando y todos queremos para el reloj. No hay manera de que nadie entienda el significado de las palabras "No hay nada que hacer" cuando no son dirigidas a ellos. Pero hoy mi familia las ha recibido y el mensaje a sido desgarrador.

Es el ciclo de la vida, lo sabemos, el costo de la vida es la muerte, pero es tan difícil de aceptar.

Ver morir a alguien es mucho más desgarrador que ver a alguien muerto, Recientemente lo he aprendido. Mi mejor amigo murió hace siete años, y aún a veces lloro; mi abuela se está muriendo justo ahora, y nos está matando con ella.

Va a dolerme perder a mi abuela, pero no tanto como me duele ver a mi mamá perdiendo a la suya. Sus ojitos razos me matan, su cuerpo temblando de impotencia, al no poder hacer nada por su madre, me hacen temblar, tampoco puedo hacer nada por remediar el dolor de la persona que más amo en el mundo.

Quiero ser fuerte y estar con ella, pero he salido corriendo como la patética…

LO QUE CUBRE EL SILENCIO parte 4

Imagen
—River flows in you—

—¿Segura que quieres hacer esto? —preguntó Miriam. No la miré, solo pasé la mirada por el empolvado sitio que recién, después de dos años, volvía a pisar—. Es tu casa, nena, todos sus recuerdos están aquí.
—No puedo vivir de recuerdos, menos cuando duelen tanto —musité mientras empuñaba las manos. Este lugar tenía un dulce y asfixiante aroma. Olía a añoranza y ausencia.
—Pero es su casa, tú casa, ustedes la diseñaron, decoraron y eligieron los muebles. Esto es lo que es su vida.
—Esto es lo que fue nuestra vida, una vida que no va a volver. No necesito cosas que me hagan daño, en mi corazón hay suficientes.
—¿No quieres pensarlo un poco más?
—No quiero. La casa es ahora mi única atadura con este sitio, no voy a volver a esta ciudad una vez que me vuelva a Londres.
—¿Vas a dejarlo todo?
—¿Todo?, yo siento como que no tengo nada. Lo lamento, pero no hay vuelta atrás. Yo no podría vivir cargando todo esto. Es muy doloroso volver a un sitio donde, de nosotros, solo quedo yo.…

LO QUE CUBRE EL SILENCIO Parte 3

Imagen
—Kiss the rain—

—¿Cómo es que puede estar tan tranquila? —pregunté, sintiendo mis lágrimas quemar mis enardecidas mejillas.
—¿Te refieres a mamá? —cuestionó Varo, con una voz nasal y gruesa que casi me hizo reír—. Supongo que es porque está resignada —sugirió Álvaro y le miré confundida.
—¡¿Resignada?! —bufé. No entendía que alguien pudiera resignarse a perder a un ser amado—. ¿Qué clase de madre es ella?, ¿cómo puede resignarse a que su hijo muriera?
—Su hijo murió, mi madre lo aceptó —explicó Álvaro con calma, una calma que me hubiera hecho mucho bien tener. Pero con todos los sentimientos que yo estaba cargando ya no había espacio en mí para la serenidad.
—¡¿Por qué lo aceptó?! —pregunté molesta. De verdad que no lo entendía. Pero Álvaro tenía la serenidad que yo no, y sus crueles palabras, pretendiendo abrirme los ojos, me enfurecieron.
—¡Porque se murió! —gritó, sosteniéndome por los hombros y obligándome a mirarle fijo—. Y eso no puedes cambiarlo. Las cosas que no se pueden cambiar s…

LO QUE CUBRE EL SILENCIO Parte 2

Imagen
—Beloved—
—Era su tiempo —dijo mi suegra, intentando inútilmente darme consuelo.
—¡No lo era! —grité furiosa—. Se supone que la operación era para tener más tiempo, después de la operación él estaría bien y envejeceríamos juntos, tocando el piano como lo hemos hecho siempre, juntos.
—Tienes que tranquilizarte —pidió la mujer—. La operación era una apuesta, podía salir bien o no. Le estábamos tirando a un milagro —señaló una que también se desmoronaba, pero que tenía mucho más temple que yo.
—¿Y por qué no pasó ese milagro? —cuestioné rabiosa—. Él era mi esposo, era joven, ¿por qué no pasó ese milagro?, ¿por qué no sobrevivió?
—Te lo dije —señaló la señora Dalia—. Este era su tiempo.
—¿Entonces está bien? —pregunté— ¿está bien que él esté muerto?, ¿está bien que me haya dejado sola y destrozada?
—No creo que esa fuera su intención —aseguró una mujer demasiado calmada para ser la madre del hombre que recién había muerto.
—No puedo entenderlo —señalé, volviendo a ese estado de desaliento que…

LO QUE CUBRE EL SILENCIO Parte 1

Imagen
—Wait there—

—Es un tumor cerebral —indicó el médico mientras señalaba a la radiografía en la pantalla luminosa de su consultorio—. Está instaurado en el lóbulo frontal, y está presionando la corteza premotora, por eso no puede controlar sus movimientos.
—¿Qué tan malo es? —preguntó Tavo, mientras presionaba con un poco de fuerza mi mano que sostenía.
—Bueno —habló el hombre de bata—, tendríamos que hacer algunos estudios más, pero, por la velocidad en que han progresados los síntomas, diría que bastante malo.
“Bastante malo” dijo él. Eso sonaba alarmante, y aun así no creía yo que alcanzara a describir la condición médica de mi esposo.
—¿Es operable? —preguntó Octavio con la voz ronca, y el hueco en mi estómago se hizo más grande cuando el médico dio su respuesta.
—Probablemente —dijo—, pero sería riesgoso. Primero necesito conocer la condición exacta, hagamos los estudios —pidió él y mi marido asintió.
Después de recibir la cita para los nuevos estudios, Tavo y yo caminamos a casa, aunq…